Construction ferroviaria en el siglo XXI 2019-02-06T14:07:50+00:00

Construction ferroviaria en el siglo XXI

Primero existieron los ferrocarriles con durmientes, después las vías en placa, ahora existe la nueva técnica de Stabirail para anclar los rieles. Una verdadera revolución en la construcción ferroviaria.

La vía sin balasto está diseñada de modo que no se requiere balasto subyacente.  Las primeras vías de este tipo fueron los ferrocarriles de montaña con los rieles anclados directamente a la montaña.  Desde finales de la década de 1960, los ferrocarrileros alemanes, ingleses, suizos y japoneses experimentaron con alternativas a ferrocarriles tradicionales con durmientes, en busca de soluciones con mayor precisión y longevidad, y reduciendo los costos de mantenimiento al mismo tiempo.

Debido a que la vía en placa es a menudo, mucho más ruidosa y causa más vibración que la vía con balasto, se introdujo una configuración llamada vía en placa flotante.

Aunque es más caro y requiere más profundidad de altura, puede reducir el ruido y la vibración alrededor del 80%. Alternativamente, el riel puede ser soportado, en toda su longitud, mediante un material elástico.

La innovadora técnica de Stabirail para anclar los rieles

Stabirail ha diseñado una técnica nueva e innovadora para el fresado de bloques de concreto a fin de poder ensamblar los rieles con precisión y directamente en el concreto. Nuestro proceso de construcción de vía en placa consiste en 3 pasos alternos. Primero, los bloques son fresados en su totalidad con una precisión milimétrica, por medio de una fresadora operada por un sistema 3D. Nuestro tren fresador es capaz de trabajar en curvas de transición parabólicas y pendientes de transición.

Inmediatamente después del tren de fresado, sigue el tren de perforación, el cual hace perforaciones diamantadas en la losa de concreto. Las perforaciones son realizadas con la más alta precisión. No existe formación de polvo debido a que las perforaciones son llevadas a cabo con un taladro diamantado con un sistema de enfriamiento por agua.

El último tren, que se utiliza para anclar los rieles, consta de una unidad de anclaje y una unidad de conducción para que pueda operar de manera autónoma.
La nueva técnica de Stabirail fue un éxito de la noche a la mañana en el mundo de la construcción de vías en placa, con su garantía de menor tiempo de construcción y un diseño con mayor precisión.